10. Los niños: Su Salud dental

Los buenos hábitos para el cuidado dental de los niños deben comenzar a partir de los  6 u 8 meses de vida, que es cuando comienzan a brotarles los primeros dientes.

Antes de comenzar la erupción dentaria al bebé debemos limpiarle sus encías con una gasita, humedecida en agua hervida, después de cada toma de alimento.

Si el bebé se quedase dormido tomando el pecho se le deberá retirar y limpiar sus encías con la gasita húmeda. En el  caso de utilizarse sustitutivos como el

chupete, la parte de la tetina deberá ser siempre plana, a fin de evitar posteriores deformaciones en el paladar. Ni que decir tiene que el chupete deberá lavarse y como mínimo enjuagarse siempre y todas las veces que se pueda caer al suelo.

Se debe evitar, igualmente, compartir con el bebé ningún tipo de cubierto, ni soplar sobre su comida para enfriarla o besarles en la boca. La verdadera prevención en el niño debe comenzar justamente en los momentos previos a la erupción dentaria y es a partir de estos momentos y hasta la terminación de la erupción,  cuando debemos pensar en irle retirando el chupete de forma definitiva (hacia los 2 años). Con la erupción de los primeros dientes, el bebé puede presentar: Fiebre,  lloro rabioso, babeo intenso, enrojecimiento delimitado en el culito e inflamación de la encía a nivel del diente que le va a salir. Ante tal situación y en caso de tener alguna duda deberá acudir al pediatra o a su dentista. Aplique en las  encías de la criatura frío mediante productos que se expenden en farmacia para el caso. En el transcurso  del tiempo, durante la erupción de todos los dientes de leche, lo que no se debe hacer…

 

Acceder a información reservada
2020-09-11T13:49:11+02:00Por |Preguntas Frecuentes|

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.
Puede cambiar la configuración u obtener más información "aquí".

ACEPTAR