9. ¿Por qué ronco?

El ronquido es la manifestación ruidosa de una vibración producida por el choque del aire que respiramos contra el paladar blando y su úvula (campanilla) al encontrarse dicho aire en dificultades de paso. El ronquido aparece cuando se encuentra obstaculizado el paso del aire en la parte posterior de la boca y la nariz.

El ronquido es un acto involuntario e íntimamente vinculado al sueño. En realidad, se trata de un trastorno del sueño.

Es más frecuente en los hombres que en las mujeres y en parte es debido a la acción de sus hormonas femeninas. La disminución de éstas en la menopausia (estrógenos y progesterona) es lo que eleva el número de mujeres roncadoras.

Es verdad que el número de roncadores incrementa con la edad, así como con el aumento de peso y la obesidad. Las personas con estas características suelen tener elevada la tensión arterial y el riesgo de padecer cefaleas, accidentes cerebrovasculares e infartos es bastante elevado. Igualmente existen otros motivos que ayudan a que se desencadene el ronquido como son el estrés, el alcohol y el tabaco.                                                               

El ronquido puede provocar e incrementar la dificultad en las relaciones humanas de la pareja y más aún si sufren ya alguna alteración en su convivencia.              

Lo peor que se puede esconder detrás de una persona roncadora es el cuadro patológico de “Hipopnea obstructiva del sueño” y que llevado a su máxima expresión sería, la Apnea del sueño. Consiste este cuadro en una alteración respiratoria, con interrupciones de la propia respiración y la ausencia de entrada del aire a los pulmones. Es entonces cuando la salud, de la persona que ronca, se puede ver seriamente comprometida al adquirir un alto riesgo. En el peor de los casos sería el peligro de muerte por parada cardio-respiratoria

Cualquier aclaración, que pueda suscitar su interés, no dude en consultarla con uno de nuestros profesionales.

Algunos consejos para corregir sus ronquidos:

  1. Es muy importante controlar su peso y más si es obeso. Deberá existir un compromiso de adelgazamiento. La necesidad en estos casos de una dieta equilibrada es sumamente importante ya que como se sabe la roncopatía y la obesidad están íntimamente vinculados. Además, la toma de esta decisión le va a venir bien para el control de su tensión arterial (existe hoy en día una aparatología muy sencilla y barata en el mercado para tal fin). Si todo ello lo complementa además con un adecuado ejercicio físico diario, estará previniendo severamente juntos: El ronquido, la apnea del sueño, posibles cefaleas y migrañas, infartos de corazón, accidentes cerebrovasculares y la diabetes. Tal determinación será una gran decisión, si la toma, y un buen seguro o certificado de vida. Con toda seguridad el más barato y eficaz.
  2. Es necesario tomar una actitud postural adecuada para dormir. La posición en decúbito supino (boca arriba) estará totalmente contraindicada para el roncador. Para evitar esta postura deberá colocarse adherido a la espalda un pequeño objeto, que le moleste o haga daño, para impedirle dormir en esta postura. Lo más correcto en estos casos es dormir de forma lateral (decúbito lateral) o boca abajo (decúbito prono).
  3. Igualmente no conviene dormir en una posición totalmente horizontal. Se recomienda hacerlo de forma inclinada con el pecho levantado y en ángulo de 45 grados. Para ello existen en el mercado somieres que levantan el cabezal a la posición descrita y si no es así, puede ser suficiente la colocación de unas almohadas o cojines tras la espalda. De esta manera vamos a conseguir que la base de la lengua no se vaya hacia atrás, manteniendo abierta la vía respiratoria superior para una buena ventilación.
  4. Además evitaremos de ésta forma la regurgitación de los alimentos de la cena (que no debe ser copiosa) a la garganta con la consiguiente y posible asfixia o  la formación de una hernia de hiato.
  5. Evitar tomar alcohol o sedantes antes de acostarse ya que favorecen la aparición del ronquido.
  6. Evitar la congestión nasal y posibles catarros que van a entorpecer la entrada de aire a través de las vías respiratorias superiores. Para éstos casos van bien los descongestionantes nasales en spray .
  7. Como tratamiento tópico (de acción local) y para lubricar la zona del paladar y garganta para el aire, es útil la aplicación de aceites esenciales. Se echarán 3 ó 4 gotas en medio vaso de agua y se aplicarán en gargarismos media hora antes de acostarse.
  8. Como aplicación complementaria y junto a lo anterior es deseable el uso de tiritas de nariz mentoladas que emiten vapores para despejar nariz.
  9. Y para terminar recalcar que lo mejor y más útil para dejar de roncar es conseguir un peso adecuado a su altura y el ejercicio físico bien planificado. Con un poco de esfuerzo lo puede conseguir. Siga las instrucciones de nuestros profesionales.
2019-09-25T10:14:31+00:00Por |Preguntas Frecuentes|
Marfilden
Right Menu Icon

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.
Puede cambiar la configuración u obtener más información "aquí".

ACEPTAR